Recordar Registrar
Jueves, 23 de Marzo de 2017 - 12:14 h
Publicidad

Facebook Twitter

Sociedad

SOCIEDAD

Ida y vuelta al Sinaí en autobús

JAVIER TAEÑO

El Cairo (Egipto)02/08/2015

Prepare 11.75 euros o 100 libras egipcias.

Es lo que cuesta recorrer en autobús los más de 500 kilómetros que separan El Cairo de Dahab, al sur del Sinaí, la península habitual últimamente en los medios de comunicación y no por el turismo, precisamente. Lo ahorrado en dinero se paga en tiempo: 9 horas de trayecto si todo va bien. Se puede elevar a 12 o 13 si surgen dificultades. Y suelen surgir.

En el viaje de ida el pinchazo de una rueda nos frenó 40 minutos en mitad de la noche. Los controles policiales a lo largo del camino, especialmente frecuentes una vez que se cruza el túnel bajo el canal de Suez, también retrasan la llegada; Cuatro para pedir la documentación. Pero no todos son igual de meticulosos, en los primeros miraban el pasaporte con detalle, después solo se lo pedían a unos pocos y finalmente solo echaban una mirada rápida a los pasajeros, en su gran mayoría occidentales.

Llama la atención el alto porcentaje de extranjeros que viajan en el autobús.El sueldo de la clase media egipcia (unas 1.500 libras al mes, menos de 200 euros) hace que este viaje sea casi imposible para muchas familias. Es algo de lo que te das cuenta al poco de pisar Egipto. Las desigualdades económicas y sociales son tan pronunciadas que una pequeñísima parte dela población es inmensamente rica, mientras que el resto vive en la más absoluta de las miserias.

Hay otra forma de llegar a Dahab: el avión apenas tarda una hora hasta Sharm el Sheikh y luego hay que coger un autobús o coche hasta la pequeña localidad costera que tarda aproximadamente otra hora más. El precio ya se va más allá de las 1.500 libras (más de 170 euros), especialmente si las fechas elegidas coinciden con los días festivos por el fin del Ramadán, como fue el caso.

DAHAB, PARAÍSO DEL TURISMO

Llegar a Dahab es como llegar a otro país. A diferencia de El Cairo, todo el mundo habla inglés y está lleno de establecimientos para los turistas. Restaurantes, cursos de buceo y alojamientos que trabajan en dólares. Un hotel medio viene saliendo por unas 120 libras por noche la habitación doble, unos 15 euros.

El paseo marítimo es bullicioso de día, pero sus locales con el sol se apagan. La caída del turismo extranjero en el país se deja notar también en el Sinaí. La mayoría de los visitantes van a pasar el día y vuelven sin hacer noche, dejando tras de sí un panorama muy distinto al que había años atrás. El aumento de la peligrosidad de la península hace que los turistas se lo piensen dos veces antes de ir allí, pese a que Dahab parece un bunker de difícil acceso para terroristas.

La principal (y prácticamente única) fuente de ingresos procede del turismo y los beduinos, muy numerosos en este enclave, también intentan vivir de ello, ya sea ofreciendo sus barcas para transportar a los visitantes, pescando para que los turistas coman en las playas o vendiendo artesanía local.

El viaje de vuelta no se hace tan pesado pese a ser durante el día. En total 7 paradas, 4 para que descanse el conductor y 3 que van desde control del pasaporte hasta tener que mostrar el contenido de la mochila a los policías.

En esta ocasión el trayecto se solventa en 9 horas, media hora menos que en la ida. Al final del camino espera el trajín, la contaminación y el caos de El Cairo.


Comentar

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.

cars. actuales



(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)

  • Ésta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Guinguinbali.com
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.


Quiénes somos | Publicidad

© GuinGuinBali 2010